Tel No. +58 (212) 284-38-12

Blog

LOS PELIGROS DE NO COMER CARBOHIDRATOS PARA PERDER PESO

22/12/2017 - Leído 3524 veces

Nutrición

Image

Siempre abiertas a nuevas ideas, las dietas se mueven a menudo por tendencias. Especialmente en el caso de las más extremas: la popularidad va por delante de demostraciones científicas sobre sus efectos en la salud e incluso de resultados tangibles en nuestro cuerpo.

Moda pasajera o no, una de las últimas novedades que responde a estas características es la dieta cetogénica, un estado de hambre controlado que se genera gracias a la eliminación de casi todos los carbohidratos con el fin de fomentar la oxidación de grasas y dar lugar a la formación de cuerpos cetónicos (un subproducto del metabolismo de los ácidos grasos en el hígado).

La eliminación de los carbohidratos busca fomentar la oxidación de grasas y dar lugar a la formación de cuerpos cetónicos”

Los hidratos pasan de un 50 o 60% de las calorías totales a tan solo un 5-10% (incluso se recurre al ayuno); al limitar al cuerpo a tan solo unos pocos gramos por día, este comienza a depender de las reservas de grasa y nuestro peso desciende en picado, mientras que el cerebro sustituye la glucosa por los compuestos cetónicos como fuente de energía.

Durante milenios, los humanos hemos desarrollado un sistema de producción de energía de repuesto, para cuando la glucosa, nuestra principal fuente de combustible, se agota. Gracias a ello, los momentos en los que no podemos consumir alimentos –como una enfermedad o una siesta larga– pueden ser sostenibles.

Image

Y es que involuntariamente ya seguimos esta dieta cuando dormimos. Al despertar y exhalar nuestro aliento expulsamos un olor característico a manzana; es el olor de la acetona, y un poco de ella en la mañana es un signo normal de metabolismo saludable. Ese es el sabor del estilo de vida “keto”. El objetivo de las dietas keto es cambiar el cuerpo a esta vía metabólica alternativa no solo de noche o en ayuno, sino durante todo el día.

Varios estudios han demostrado recientemente beneficios de la acetona

A pesar de su impopularidad entre profesionales, dos estudios independientes publicados recientemente en la revista Cell Metabolism han abierto la esperanza de que las dietas cetogénicas a tiempo completo puedan tener beneficios para la salud. En análisis de laboratorio, las investigaciones apuntaron que estas dietas no solo reducen la cintura, sino que parecen mejorar la memoria y la esperanza de vida.

Algunos estudios apuntan a que este tipo de dieta mejorar la memoria y la esperanza de vida”
En 2010, el biólogo molecular Eric Verdin cambió la forma en que se pensaba acerca de los cuerpos cetónicos al descubrir que uno de ellos, llamado beta hidroxibutirato o BHB, estaba enviando señales y modificando vías moleculares en el cerebro para reducir la inflamación y otros daños causados ??por los radicales libres. Los investigadores pensaron que el BHB podría tener propiedades antienvejecimiento y que sucedería lo mismo con las dietas cetogénicas.

Tras varios años probando con ratones, alimentándolos con y sin carbohidratos y poniendo en marcha dietas cetogénicas en ellos, se ha demostrado que aquellos que demandaban más carbohidratos presentaron mejores resultados en ejercicios diseñados para probar su memoria y la capacidad para reconocer cosas nuevas.

Image

Ventajas y desventajas

Sin embargo, pese a estos avances la realidad es que hoy en día resulta cuanto menos aventurado asegurar que la dieta cetogénica es recomendable, especialmente por la agresividad de su puesta en marcha para nuestro cuerpo y la dificultad de mantener nuestros hábitos con ella. Dada su complejidad en humanos, se necesitan ensayos clínicos bien controlados para ver cómo afecta a las personas a largo plazo. No hablamos solo de perder peso o de obtener beneficios adicionales, sino de preservar nuestra salud.

La dietista-nutricionista Nélida Fernández Puertas explica algunos aspectos positivos y negativos de esta dieta. “En cuanto a sus ventajas, la dieta cetogénica puede mejorar el perfil lipídico al reducir los niveles de triglicéridos y de colesterol total. Los cuerpos cetónicos promueven la ausencia de hambre, lo cual fomenta sin duda la pérdida de peso al reducir las ingestas alimentarias. Además, tiene mayor poder saciante dada la gran presencia de proteínas y grasas, que son más difíciles de digerir que los hidratos”.

Resulta arriesgado asegurar sus beneficios por la agresividad de su puesta en marcha para nuestro cuerpo”
“Pero tiene desventajas importantes. El escaso aporte de vitaminas, minerales y fibra –se restringe notablemente el consumo de frutas y vegetales para lograr el estado de cetosis–, el desarrollo de estreñimiento, la frecuencia con que se sufre de mal aliento o halitosis dada la elevada producción de cuerpos cetónicos, o la presencia de cansancio o fatiga debido a la escasez de hidratos son algunas de ellas”.

Pese a que muchas personas opinan que las dietas cetogénicas son más fáciles de seguir que aquellas no cetogénicas, la especialista remite a los estudios de la base de datos PubMed, que muestran lo contrario, ya que la imposibilidad de consumir alimentos muy populares como cereales, pan, legumbres, frutas o vegetales reduce notablemente la adherencia a la misma.

Image

”No hay una conclusión contundente sobre su eficacia y eficiencia en el tratamiento de la pérdida de peso. La pérdida de peso es similar con una dieta cetogénica y una dieta de pérdida de peso tradicional en los artículos analizados; aunque es ligeramente mayor en las dietas cetogénicas no podemos olvidarnos de sus efectos adversos y lo poco útil que resulta a largo plazo, ya que al no adquirir ningún tipo de adherencia ni educación nutricional al terminar esta “dieta” dejaremos de ver resultados”, explica Fernández Puertas.

No es apta para todo el mundo ni a largo plazo

En definitiva, la dieta cetogénica no tiene muchas más ventajas que una dieta no cetogénica para perder peso, pero sí tiene grandes desventajas. Además, no es aconsejable en personas con problemas hepáticos o cardíacos, ya que en algunos casos ha propiciado el desarrollo de arritmias.

Una de las grandes desventajas es el escaso aporte de vitaminas, minerales y fibra”

“Si buscamos adelgazar, las dietas cetogénicas no son la opción más valiosa y aconsejable, sino que siempre logrará mayor eficacia a largo plazo una dieta sostenible en el tiempo, adecuada a cada persona y en la cual no falten nutrientes y grupos alimenticios importantes como sí sucede en las dietas cetogénicas. La mejor opción es siempre una dieta de pérdida de peso que podamos mantener de forma sencilla y que nos ayude a adquirir hábitos que podamos mantener en el tiempo para que cuando finalicemos la dieta de pérdida de peso no recuperemos todo el peso perdido”, concluye la especialista.

No hay una conclusión contundente sobre su eficacia y eficiencia en el tratamiento de la pérdida de peso”


FUENTE:  Vida Saludable

Regresar